Cómo hacer un viaje memorable en México

Photo by: Fer Gomez on Unsplash
Cómo hacer un viaje memorable en México

Un viaje memorable no termina cuando volvemos a casa, porque todo lo vivido se conserva en nuestra mente por siempre. En México es muy fácil tener un viaje digno de recordarse, ya que es un país repleto de tradiciones, cultura, historia, fiesta y gran variedad de escenarios: playas, desiertos, selvas, montañas, bosque, ciudades cosmopolitas y pueblos típicos.

Sin embargo, tener un viaje realmente memorable muchas veces no depende del lugar, sino de tu actitud y lo que decidas hacer con tu tiempo durante tu estadía.
Photo by: Jason Leung on Unsplash

¿Qué hacer para que tu experiencia en México sea algo que jamás olvides? Sigue estos consejos que cualquier viajero experto haría:

Disfruta del momento

Está bien tomar algunas fotos para subir a tu Instagram o mostrar a tus amigos, pero evita que esto te obsesione durante tu viaje. Por ejemplo, si decides hacer un paseo en bote para conocer las ballenas jorobadas en Bahía de Banderas, te podrías perder el momento en que la ballena salta y cae de nuevo al mar si estás esperando tomar la foto perfecta. Los recuerdos se crean con aquello que vemos con los propios ojos y no a través de una cámara de teléfono móvil.

Experimenta cosas nuevas

En cuanto llegues a algún lugar, averigua todas las actividades que puedes hacer, elije las que más te atraigan, pero atrévete a realizar alguna que jamás hubieras pensado hacer. Por ejemplo: si no sabes bailar, apúntate en unas clases de salsa; si no eres del tipo aventurero, atrévete a lanzarte en la tirolesa; si te gusta estar todo el tiempo activo, relájate y toma una clase de meditación; ¿No sabes cocinar? Este es un buen momento para una clase de cocina mexicana. ¡Salir de tu zona de confort es la mejor manera de construir momentos memorables!

Ve a donde la gente local está

No te conformes con los lugares a donde van los turistas, en tu colección de momentos memorables deben estar aquellas cosas que haría una persona local. Aventúrate a donde los lugareños pasan su tiempo libre, como las plazas, ferias, palenques, los locales de comida callejera o una cantina. Conversa con ellos, aprende, has amistades, deja que te recomienden nuevos lugares que visitar.

No esperes que todo sea como en casa

La maravilla de viajar es que podemos conocer lugares distintos a lo que estamos acostumbrados. No esperes que todo sea como en tu lugar de origen, por el contrario, ¡disfruta las diferencias! Come tacos de cabeza, buche o suadero; prueba el pulque, los chapulines en Oaxaca, viaja de pie en el transporte público; acostúmbrate a la forma peculiar de los mexicanos de vivir el tiempo, como el “ahorita” que a pesar de significar “en este momento” abarca un lapso muy flexible que pueden ser cinco minutos, una hora, tres horas o tal vez nunca. Nada es mejor ni peor, simplemente distinto, y todas esas pequeñas cosas son las que harán tu viaje digno de recordar.