¡Tecnología al rescate! Tus empleados sí pueden ir y volver de manera segura a la oficina.

¡Tecnología al rescate! Tus empleados sí pueden ir y volver de manera segura a la oficina.

Conoce qué alternativas tienes para mover a tus empleados.

La pandemia del Covid-19 y la llegada de la ‘nueva normalidad’ ha representado cientos de retos para empresarios y empleados. Uno de ellos es que con el regreso paulatino de las actividades y el regreso a oficinas, los empleados corren un riesgo de salud al tener que trasladarse hacia su lugar de trabajo.

Principalmente, porque pensando en que muchos de los empleados usen los medios habituales, como el metro, metrobús u otros; empleadores y empleados saben que existe un latente riesgo de contagio en los sistemas masivos de transporte público.

De acuerdo a comunicaciones oficiales emitidas por el gobierno federal los sistemas de transporte público son considerados ambientes de alto riesgo para el contagio por COVID-19, debido al gran número de personas que transitan en espacios con ventilación limitada y la variedad de superficies comunes que son tocadas, como el equipo de prepago, los pasamanos, las puertas y asientos, entre otros.

Es una realidad que la mayoría de los mexicanos conocen los riesgos que viajar en transporte público implica, de acuerdo a un estudio publicado por el Gobierno Federal, el transporte público en la Ciudad de México alcanzó una bajada histórica del 76% durante los meses de mayor crisis de la pandemia.

Las empresas y empresarios, aún implementando estrictos protocolos de bioseguridad, no están exentos de que sus empleados se contagien camino al trabajo y siguen buscando formas de movilizar a su equipo de trabajo desde y hacia la oficina sin poner en riesgo su seguridad.

Respondiendo a este desafío, muchas empresas han buscado formas de movilizar a sus empleados a través de la compra o alquiler de vans o autobuses para ofrecer rutas puerta a puerta, implicando altísimos costos para los empresarios.

Otras empresas han preferido incentivar en sus empleados usos alternativos de movilidad como la moto y la bicicleta, o simplemente asumir los riesgos que esto implica al no contar con los recursos suficientes para adquirir una flotilla de vehículos.

Sin embargo, ya existe tecnología disponible que atiende directamente a este problema. Recientemente, la división empresarial de la app de movilidad Cabify, habilitó un servicio que permite a sus clientes corporativos agrupar las rutas de sus empleados. Esta propuesta tecnológica permite enlazar de manera sencilla desplazamientos con el mismo punto de origen o de destino, facilitando que los empleados puedan compartir su ruta al centro de trabajo o de vuelta a casa.

Además esta oferta garantiza el distanciamiento social que recomiendan las autoridades para prevenir el contagio del COVID-19 y minimiza el riesgo de contacto entre conductor y pasajero ya que los coches de la aplicación cuentan con mamparas protectoras y sus conductores con otros materiales de protección como cubrebocas y gel desinfectante.

Soluciones como estas, permiten a empresarios no solo ofrecer mayor seguridad a sus empleados, sino reducir los costes que implica trasladar a sus empleados ya que si estaban pensando en invertir en flotillas o asumían los gastos de transporte de sus empleados, ahora podrán optimizarlos y en algunos casos reducirlos.

(En la imagen (a) se ve la cantidad de rutas individuales de punto A a punto B sin agrupar. En la imagen (b) se ve modelos de combinación de un servicio de rutas compartidas.

Actualmente, el movilizarse en un auto privado es una gran solución para minimizar los riesgos latentes del uso del transporte público y cabe resaltar, que esta es solo una de las soluciones que la tecnología pone a disposición de las empresas para afrontar estos tiempos tan complicados.

Sin embargo, cualquier medida de seguridad que gire en torno del ‘regreso a la oficina’ debería de complementarse con una fuerte campaña de concientización que garantice que el empleado, sin importar el medio que utilice seguirá las recomendaciones estipuladas por las autoridades de salud. Ya que ninguna medida será suficiente si no cumplen con las recomendaciones para reducir el riesgo de contagio fuera del lugar de trabajo.

No cabe duda que la nueva normalidad, seguirá representando retos para todos los sectores, sin embargo, la capacidad que tengan las empresas de adaptarse (y adaptarse rápido) es lo que les permitirá convertir esta crisis en una oportunidad para fidelizar a los empleados a través de medidas y políticas empresariales que prioricen, por sobre todas las cosas, la salud y bienestar de sus empleados.

Por: Ilse Noguez. Licenciada en Imagología y Maestra en Dirección de Comunicación Corporativa. Es especialista en la creación, desarrollo y ejecución de estrategias de comunicación y relaciones públicas con más de 6 años de experiencia en la industria del arte y la tecnología. Actualmente es Gerente de Comunicación y Relaciones Públicas para Cabify en México y la República Dominicana. Durante su recorrido dentro de la industria de la movilidad lideró la estrategia de comunicación y brand marketing para diversos países de Centroamérica, Sudamérica y el Caribe.

Comentarios (0)

Aún no hay comentarios publicados aquí

Agrega tus comentarios

  1. Comenta como invitado.
0 caracteres
Archivos adjuntos (0 / 3)
Compartir tu ubicación
Escribe el texto que se muestra en la siguiente imagen. ¿No lo ves claro?
Suscríbase gratis a nuestro Newsletter
Reciba periódicamente las novedades de Business Travel Magazine en su correo electrónico